De nuevo llega el frío y comienza la temporada de gripe y del resfriado común. Anteriormente ya hemos hablado en nuestro blog de ambas enfermedades y recomendamos algunos consejos naturales para hacerles frente. Sin embargo, también podemos recurrir a aquellos medicamentos presentes en el mercado para tratar los molestos síntomas. Hoy te contaremos cuáles son más apropiados y efectivos.

 

Diferencias entre gripe y resfriado

Aunque ambos presentan síntomas similares no debemos confundirlos puesto que el tipo de medicamento que más nos convenga dependerá de si padecemos uno u otro. Los síntomas del resfriado común incluyen: tos expectorante, secreción nasal y estornudos. Normalmente suele aparecer de forma progresiva y no suele ir acompañada de fiebre. Por el contrario, la gripe se trata de una infección que se presenta de forma repentina y con síntomas más violentos. A diferencia del resfriado sí que se manifiesta fiebre en todos los casos pudiendo alcanzar hasta los 41 grados. Además aparecen dolores musculares, malestar general y tos seca.

 

Antigripales y anticatarrales

Los medicamentos que se utilizan para tratar estas infecciones son conocidos como antigripales
anticatarrales. Ambas son infecciones de origen vírico y el tratamiento antibiótico no solo no es efectivo sino que es peligroso puesto que contribuyen a crear bacterias resistentes a ellos.

Dependiendo de la marca podemos encontrar diferentes sustancias en su composición:

– Analgésico. Habitualmente paracetamol, ibuprofeno o ácido acetilsalicílico. Todos están indicadospara el dolor y poseen propiedades antipiréticas, es decir, ayudan a bajar la fiebre.

– Antihistamínico. Ayudan a eliminar los estornudos y la secreción nasal. El componente más frecuente es la clorfenamina. 

– Descongestivo. Combate la congestión nasal. Destacan la fenilefrina y la pseudoefedrina.

– Antitusígeno. Generalmente el dextrometorfano que ayuda a combatir la tos.

 

¿Cuál es el más efectivo?

La respuesta dependerá de los síntomas que manifestemos, es decir, no existe un medicamento más efectivo que otro sino que variará en función de cada caso concreto.

Lo cierto es que todos poseen características similares entre ellos, aunque sí hay algunas diferencias.

Tanto Frenadol, como Friolgrip y Bisolgrip basan su acción analgésica en el paracetamol y la versión «forte» de los mismos indica que este se encuentra en mayor concentración. Un error bastante frecuente consiste en combinar el uso del antigripal con el paracetamol al desconocer que el primero ya lo trae en su composición. Por otro lado, Gripaduo de Vicks es de los pocos que optan por incluir ibuprofeno, el cuál posee propiedades antiinflamatorias.

 Los antigripales que incluyen dextrometorfano como Frenadol o Friolgrip antitusivo, como hemos mencionado, permite combatir la tos. No obstante, cabe señalar que solo sería recomendable en caso de tos seca puesto que la tos productiva nos ayuda a eliminar la infección y cortarla podría retrasar nuestra recuperación.

 Como ves, no existe el antigripal perfecto, ni se puede decir que uno es mucho mejor que otro, eso sí, dependiendo de los síntomas que tengas, te irá mejor uno u otro.

Desde nuestra farmacia podemos ayudarte a elegir el producto más adecuado para ti.