Por fin ha llegado la primavera y pronto llegará el buen tiempo, el sol , los días serán más largos…motivo de alegría para casi todos, pero no a todo el mundo le sienta igual de bien, para los alérgicos al polen comienza la temporada de los estornudos, dolores de cabeza, picor en los ojos… Por ello hoy hemos querido explicaros en qué consiste la alergia al polen y darte información para aliviar los síntomas todo lo posible.

¿QUÉ ES LA ALERGIA AL POLEN?

Los alérgenos son sustancias que al entrar en contacto con determinadas personas, en mínimas cantidades, pueden desencadenar una serie de reacciones como picor e irritación en los ojos y la garganta, estornudos, mucosidad acuosa e incluso tos y dificultad para respirar.

Entre estas sustancias, capaces de producir una reacción alérgica, se encuentra el polen.
En España en torno al 20% de la población padece alergia al polen, según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Los pólenes son granos minúsculos producidos por el aparato reproductor masculino de las flores y transportan las células espermáticas al aparato reproductor femenino para fecundarlas. Una sola planta puede producir miles de granos de polen que no pueden verse cuando están dispersos en el aire. No se debe confundir con las pelusillas blancas que producen los chopos y otras plantas en primavera.

En España los pólenes de las siguientes familias de plantas son los causantes del mayor número de alergias

  • Gramíneas:
    Las gramíneas (poaceae o gramineae) son la primera causa de alergia en nuestro país y se distribuyen por el centro y norte de España. Se trata de malas hierbas que crecen en los bordes de las carreteras, campos de cultivo o descampados. Las concentraciones atmosféricas de gramíneas varían de un año a otro, la concentración que se produce desde abril a julio está relacionada con la pluviosidad entre octubre y marzo. Este año se espera concentraciones bastante elevadas debido a las escasas lluvias de octubre a marzo.
  • Olea:
    Incluye numerosos árboles y arbustos aunque sólo tres influyen de una manera significativa: el fresno (febrero-marzo), el olivo (abril-junio) y el Ligustrum (julio). Tras las gramíneas, el olivo es la segunda causa de alergia en España. Una curiosidad es que en Nueva Zelanda está prohibido la venta o el cultivo de plantas del género Ligustrum debido a los efectos de su polen en los asmáticos.
  • Parietaria:
    De la familia uriticaceae, se trata de una familia de malezas muy alergénica y es una de las principales fuentes de polen alergénico en las regiones costeras mediterráneas y en La Coruña. El periodo de polinización se extiende de febrero a noviembre dando una sintomatología multiestacional y perenne que, en ocasiones, puede ser confundida con rinitis o asma crónicos.

DIFERENCIAS ENTRE RINITIS ALÉRGICA Y RESFRIADO COMÚN

Si no eres un profesional de la salud o no te han diagnosticado nunca de alergia te puede resultar difícil diferenciarla de un resfriado común, para ello te proponemos que eches un vistazo a esta tabla, que te indica las diferencias más claras entre ambos, y si sospechas que puedes padecer una alergia debes acudir al médico.

Las características de una rinitis alérgica son: picor de nariz y ojos, importante secreción nasal acuosa, nariz taponada, estornudos frecuentes. Estos síntomas se prolongan en el tiempo, no se acompañan de fiebre ni de malestar general, se producen en una determinada época del año –primavera, otoño-. Sobre todo, es característico de la rinitis alérgica un comienzo súbito que cede completamente con antihistamínicos o al evitar el contacto con el alérgeno. Un catarro por el contrario se presenta con congestión nasal, sin picor, la secreción acuosa de los primeros días pasa a ser moco, dura de 3 a 10 días, y se suele acompañar de fiebre y malestar o de dolor de garganta.

CONSEJOS PARA MINIMIZAR LOS SÍNTOMAS

Tan importante o más que la medicación es evitar la exposición al alérgeno, para ello sigue estas reglas de oro

  • Infórmate de las concentraciones existentes de polen y permanece en casa el mayor tiempo posible cuando éstas son elevadas, sobre todo si hace viento. Evita las actividades al aire libre entre las 5:00 y las 10:00 de la mañana y las 19:00 y las 22:00 de la noche porque es cuando el nivel de polen es más elevado.
  • Cuando salgas a la calle, lleva gafas de sol para que el polen no pueda entrar en contacto con los ojos.
  • No ventiles ni abras las ventanas de casa entre las 5.00 y las 10.00 de la mañana y las 19.00 y 22.00 de la noche.
  • Coloca filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado, tanto en casa como en el coche, y cambiarlos con frecuencia. Cuando viajes en coche, hazlo con las ventanillas cerradas.
  • Ducharte y cámbiate de ropa al llegar a casa. No tiendas la ropa en el exterior, ya que los granos de polen pueden quedarse atrapados en las prendas.
  • Evita las actividades que puedan remover partículas de polen, como cortar el césped o barrer la terraza, etc. En caso de alergia al polen de gramíneas, no te tumbes sobre el césped.
  • Si tienes jardín, evita tener plantas que polinicen por el aire.
  • No duermas cerca de árboles o plantas.
  • Si tomas medicamentos específicos para las alergias, como antihistamínicos, es importante tomarlos, de forma regular y en la dosis recomendada. Nunca los mezcles con alcohol.

MEDICAMENTOS

Hay medicación que es muy eficaz en el tratamiento de síntomas, como son los antihistamínicos, ahora también disponibles en colirios y gotas nasales, corticoides tópicos (inhalados por boca o nariz que a diferencia de los corticoides tomados por boca apenas se reabsorben por el cuerpo y por lo tanto se minimizan los efectos sistémicos) y otros fármacos.
También hay tratamientos homeopáticos que consiguen calmar eficazmente los síntomas, los puede utilizar todo el mundo, pero son ideales por ejemplo en mujeres embarazadas o niños pequeños puesto que carecen de efectos secundarios.
Es importante saber que todos estos tratamientos mejoran y controlan los síntomas pero no curan la alergia. Para más información consulta a tu médico o farmacéutico, nosotros estaremos encantados de atenderte y buscar el tratamiento más idóneo para ti.
Aunque si aún no te han diagnosticado y piensas que puede tener una enfermedad alérgica, lo más conveniente es acudir a un alergólogo. Hoy en día existen muchos fármacos capaces de aliviar los síntomas independientemente del tipo de alérgeno que los produzca, sin embargo, es muy importante conocer a qué alérgeno se es sensible y qué medidas se pueden tomar para evitarlo y si existe una tratamiento específico para ese tipo de alergia.

VACUNAS (inmunoterapia)

Las vacunas de la alergia o inmunoterapia alérgeno específica consiste en la administración gradual de cantidades crecientes durante varios años de alérgeno con el propósito de lograr su tolerancia y por tanto la reducción o eliminación de los síntomas que se presentan después de la exposición al alérgeno.
Se ha demostrado que la vacuna de la alergia puede tener una eficacia que dura hasta 10 o 12 años, o incluso toda la vida en algunos casos.
Estas vacunas se fabrican de manera individualizada dependiendo del tipo del alérgeno causante de la reacción, por tanto, es necesario visitar al alergólogo para que te realice las pruebas de la alergia y así ordenar la fabricación vacuna que te conviene.

PÁGINAS DE INTERÉS

http://www.polenes.com/index.html: Aquí encontrarás información de los niveles de pólenes alergénicos en España.

http://www.alergia.ws/al_vacunas.htm: aquí encontrarás más información sobre las vacunas de la alergia.

http://www.laalergia.com/tienes-alergia/test-de-alergia/: El médico es el único que puede diagnosticar una alergia, pero aquí podrás encontrar un sencillo test de carácter orientativo.

http://www.seaic.org/: Página de la Sociedad Española de Alergología e Inmunoterapia, aquí encontrarás las últimas novedades sobre alergia e inmunoterapia.